Alerta con los meses sin intereses

Las promociones de meses sin intereses se hacen presentes en cualquier época del año en las diferentes cadenas comerciales y tiendas departamentales del país pero saturar tus tarjetas con pequeñas mensualidades puede afectar tus finanzas personales. Los adultos mayores, muchas veces, son el segmento de la sociedad que quizás es más vulnerable a este tipo de pagos, con lo que te compartimos algunos consejos para que evites endeudarte.

Debemos de tener en cuenta que el crédito es una herramienta para incrementar el patrimonio de las personas, sin embargo, si lo utilizas de forma irresponsable, podrías perder tu estabilidad económica a corto plazo.

Antes de asumir un nuevo compromiso financiero, debemos de verificar los riesgos que implica tomar promociones a meses sin intereses sin analizar la capacidad de pago con la que contamos.

Las promociones a meses sin intereses son una estrategia de los comercios para atraer a más clientes, por ello, si saturas tus tarjetas y usas esta forma de pago sin control, tu deuda acabará transformándose en una bola de nieve que no tendrá fin.

El peligro se genera cuando las personas utilizan este esquema para el crédito al consumo, por ejemplo: pagar el supermercado, comprar ropa, pagar una comida, etc.

Los meses sin intereses también son un mecanismo de financiamiento para adquirir un bien que nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida pero que no son indispensables.

En México hace falta más cultura financiera ya que los mexicanos, en general, no conocen su techo de endeudamiento y gastan más. Las personas no saben con certeza hasta dónde se pueden endeudar y debemos de recordar que no se puede destinar más del 30% de sus ingresos totales al pago de pasivos.

El esquema de meses sin intereses se creó para un pago puntual, con el que si te retrasas en una mensualidad, los intereses se te comerán y te acabará costando más el producto que adquiriste.

La Comisión Nacional para la Protección  y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), nos aconseja que si optamos por los meses sin intereses, debemos de adquirir productos duraderos como: un refrigerador, una computadora, televisor o electrodomésticos.

Sin embargo, antes de firmar el voucher sería conveniente comparar, al menos, el precio en dos establecimientos distintos y tener en cuenta, que el pago a meses sin intereses, nunca debe de superar la vida útil del artículo.

No olvides que cuando realices una compra a meses sin intereses, el importe total se te descontará de tu línea de crédito disponible.

Para que tengas un control de tus compras, los especialistas en economía nos animan a leer el estado de cuenta mes con mes, ya que estas promociones se encuentran en un apartado adicional y «no forman parte de tu pago mínimo».
Por lo tanto, si no lo prevemos, tendremos que realizar un desembolso complementario por cada una de las promociones escogida.

Concluimos en que los meses sin intereses son como una hilera del dominó: si fallamos con un pago desencadenamos una serie de problemas en nuestra economía y finanzas personales, llevándonos incluso, a un sobreendeudamiento en nuestras cuentas bancarias.

Acerca de 

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona, decidí­ seguir mis estudios en la Universidad Iberoamericana de México obteniendo el tí­tulo de Posgrado en Museos. El arte de la vida me llevó a trabajar en el mundo de la comunicación, redactando en diferentes páginas web del corporativo basico.mx

Deja un comentario