El insomnio afecta a las personas con osteoartritis de rodilla

Un equipo halló que las personas con osteoartritis de rodilla e insomnio son más propensas a padecer un trastorno nervioso llamado “sensibilidad central”, que aumenta la percepción del dolor y reduce el umbral de tolerancia del malestar.

Claudia Campbell, especializada en psiquiatría de la Facultad de Medicina de Johns HopkinsUniversity, Baltimore, afirma que: “Los pacientes con osteoartritis de rodilla e insomnio sienten más dolor y pierden más funcionalidad física queaquellos sin insomnio”.

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa que erosiona los cartílagos en los extremos de los huesos de las articulaciones. Esto causa dolor, inflamación, disminución de la movilidad y desgaste óseo. Está asociada con el envejecimiento y suele aparecer en las articulaciones más utilizadas, como las rodillas, la cadera, los dedos y la parte baja de la columna vertebral.

La Organización Mundial de la Salud estima que uno de cada 10 hombres y una de cada cinco mujeres de más de 60 años en el mundo padece osteoartritis.

Por otro lado, un tercio de los adultos tiene insomnio, por lo menos pasajero. Una de cada 10 personas padecen su forma crónica, que es más grave e impide conciliar el sueño por lo menos tres veces por semana, durante tres meses o más, según lo define la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño.

El equipo de Campbell comparó el dolor en cuatro grupos: 118pacientes con insomnio y osteoartritis de rodilla, 31 con la enfermedad articular y un patrón de sueño normal, 30 sólo con insomnio, y 29 sin ninguno de esas complicaciones.

Las personas con insomnio demoraban más de 30 minutos en conciliar el sueño o tenían por lo menos dos despertares nocturnos de más de 15 minutos o por lo menos uno de más de 30 minutos, tres noches o más por semana durante un mes o más.

Todos los participantes registraron sus patrones de sueño en un diario, concurrieron a un laboratorio del sueño para realizar una evaluación de la calidad del sueño durante una noche y se sometieron a una prueba para determinar el umbral de dolor con estímulos calientes y fríos.

Los pacientes con osteoartritis de rodilla eran significativamente mayores que el grupo sin enfermedades. Además, sentían más dolor y tendían a tener sobrepeso y a desarrollar depresión con respecto al grupo saludable.
Entre los participantes con insomnio, los que también padecían osteoartritis registraron más interrupciones del sueño, al que le atribuyeron una menor “eficiencia”. La “eficiencia” en el sueño la determina la cantidad de tiempo que una persona pasa dormida después de acostarse y apagar las luces.

Las pruebas específicas revelaron que los pacientes con osteoartritis de rodilla e insomnio eran los más sensibles al dolor.

Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es/

Acerca de 

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona, decidí­ seguir mis estudios en la Universidad Iberoamericana de México obteniendo el tí­tulo de Posgrado en Museos. El arte de la vida me llevó a trabajar en el mundo de la comunicación, redactando en diferentes páginas web del corporativo basico.mx

Deja un comentario