Envejece con elegancia

Antiguamente, una persona de 60 años se le consideraba “viejo” o “anciano”, dado su deterioro físico y mental; hoy en día, por suerte, esto ha cambiado considerablemente. Hoy es posible ver personas de 60 o 65 años trabajando, viajando y llevando una vida productiva y feliz, lo que nos habla que nuestra esperanza de vida ha aumentado y con ello la necesidad de prepararnos para vivir esta última etapa de la mejor manera. Con lo que día a día nos debemos de dar a la difícil tarea pero muy gratificante, de aprender a envejecer con estilo. ¿Se animan?

Les compartimos unos consejos con los que podrán mejorar su calidad de vida:

Dormir en espacios cómodos y sin luz

Dormir cómodamente y a oscuras ayudará a producir y aprovechar la melatonina que el cuerpo produce; es la hormona encargada de regular muchos procesos celulares, neuroendocrinos y neurofisiológicos vitales para la regeneración y conservación de nuestro cuerpo. La producción de esta hormona baja considerablemente en los cincuentas y desaparece en los ochentas. Actualmente contamos con melatonina sintética pero requiere prescripción médica.

Comer menos

Cuando abusamos de nuestro organismo las consecuencias no solo se manifiestan en sobrepeso, sino también en un envejecimiento prematuro. Traten de incluir en su dieta las vitaminas C y E, consideradas como auxiliares en el anti-envejecimiento de la piel y regeneración de órganos.

La importancia de los antioxidantes

La teoría de que por el simple hecho de respirar oxígeno nos “oxidamos” y, por lo tanto, envejecemos, es real. Muchas fuentes médicas recomiendan incluir en nuestra dieta diaria alimentos como: aguacate, brócoli, zanahorias, cítricos, ajo, uvas y espinacas.

Tratemos de vivir con menos tensiones o preocupaciones

Andar preocupado y con la angustia diaria no deja nada bueno. Al estresarnos liberamos mayor cantidad de “radicales libres” y eso, químicamente, destruye nuestros órganos. Si cuentan con muchos pendientes personales, es mejor que los vayan eliminando o las metas de envejecer se verán cumplidas antes de tiempo. Cuando se habla de prolongar la vida, es para vivirla, para disfrutarla, para lograr nuestros sueños, no para sufrirla.

Ejercicio físico

No hagan nada que los agote, pero es definitivo que es necesario moverse, estar activos. La mente y el cuerpo lo reclaman. Con una actividad física, por lo menos, de lunes a viernes, con treinta minutos serán suficientes. Pueden salir a caminar, realizar yoga, bicicleta fija o bien repeticiones con pesas. ¡Verán el cambio!

Activen el cerebro

Estudiar, leer, cambia la ruta de regreso a casa, viajar, escribir, etc. todo esto mantendrá activa y atenta la mente, alejará las enfermedades degenerativas del cerebro y la actitud mejorará.

Amarse a uno mismo

Somos nuestra propia compañía y nunca nos abandona. Perdónate y perdona. Sirvan a otros y busca hacer la vida agradable de quienes les rodean. Rían mucho y diariamente, no se conviertan en “ancianos amargados”, de los que nadie quiere tener en casa.

Al final, todos estos consejos dependen de contar con una actitud optimista al enfrentar la vejez.

Acerca de 

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona, decidí­ seguir mis estudios en la Universidad Iberoamericana de México obteniendo el tí­tulo de Posgrado en Museos. El arte de la vida me llevó a trabajar en el mundo de la comunicación, redactando en diferentes páginas web del corporativo basico.mx

Deja un comentario