Los beneficios del yoga a partir de los 50

El yoga no sólo ayuda a liberar el estrés, sino a lograr la unidad entre cuerpo, mente y espíritu.

Algunos adultos mayores les puede intimidar en un inicio, el comenzar la práctica de yoga, especialmente si está fuera de forma o por condiciones de salud. Una práctica suave para principiantes puede ser una excelente manera de mantenerse activo y disminuir los niveles de estrés.

A continuación los principales beneficios de esta práctica milenaria:

1. Movimientos sin tensión
El ejercicio es una parte crucial de un envejecimiento saludable, pero el cardio de alta intensidad o el entrenamiento con pesas, pueden crear tensión en el cuerpo. Practicar ejercicio con regularidad reduce el riesgo de muerte en un tercio y el riesgo de enfermedades crónicas en un 40%. El yoga es una excelente opción de ejercicio de bajo impacto muy suave para el cuerpo.

2. Conseguir una mayor flexibilidad
El estiramiento suave de las posturas de yoga puede ayudarle a desarrollar una mayor flexibilidad, con lo que puede asegurarse de mantener un buen rango de movimiento a medida que envejece. Un rango limitado de movimiento, hace que los adultos mayores tengan predisposición a las caídas y eventualmente afecta las actividades diarias.

3. Ayuda a aliviar las molestias de la menopausia
Ciertas posturas de yoga también pueden ayudar a aliviar los cambios hormonales de la menopausia. Posturas como el puente, flexión hacia delante sentado y el arado, alivian los síntomas molestos de la menopausia como los sofocos y la ansiedad de una menstruación dolorosa.

4. Promueve la salud de los huesos
Una práctica suave de yoga no sólo es segura para personas con osteoporosis, también es eficaz en la prevención y retraso de la pérdida de densidad ósea.

5. Mantiene la mente aguda
Tener tranquilidad a través de una práctica de yoga semanal o diaria puede ayudarle a aliviar el estrés, estar positivo y mantenerse centrado y lleno de energía.

Recuerde que comenzar esta práctica puede llegar a ser fácil para usted si ha sido bastante activo físicamente a través de su vida, pero si está fuera de forma, no vaya directamente a tomar una clase. Muchos lugares ofrecen clases para principiantes con apoyos, algunos incluso a medida para los adultos mayores.

Fuente: http://www.laopinion.com/

Acerca de 

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona, decidí­ seguir mis estudios en la Universidad Iberoamericana de México obteniendo el tí­tulo de Posgrado en Museos. El arte de la vida me llevó a trabajar en el mundo de la comunicación, redactando en diferentes páginas web del corporativo basico.mx

Deja un comentario