¡No te automediques!

Si acostumbras consumir medicinas de anaquel, sin receta médica, hay tres cosas que debes saber. Porque así como los fármacos pueden resultar una maravilla, también pueden ser un potencial desastre para tu salud si te auto medicas. Por eso, en vez de tratarte por ti misma, es vital que consultes a un médico. En Voy al Doc, un directorio online que te permite agendar citas médicas de especialidad, encontrarás al doctor indicado, para no tener problemas como los que tocamos a continuación.

1. La duración del tratamiento es importante. Por ejemplo, los analgésicos que parecen sustancias inocuas, como el ácido acetilsalicílico o el diclofenaco, pueden producir úlceras delicadas en el estómago si los consumes por mucho tiempo. Generalmente los tratamientos con analgésicos de este tipo duran cinco días; esto lo sabe un doctor, pero una persona común lo desconoce y si los toma deliberadamente por veinte días vienen efectos adversos. Ejemplos así son muchos, basta pensar que incluso a veces los mismos doctores pueden confundir síntomas, ¡imagínate el margen de error que puedes tener tú al auto medicarte!

2. La interacción entre las sustancias químicas y los alimentos cuenta ¡y mucho! Es bien sabido que mezclar bebidas alcohólicas con ciertos medicamentos puede ser letal. Sin embargo, existen otras bebidas y alimentos aparentemente inofensivos que resultan detonantes en combinación con ciertas drogas. No te auto mediques, y encuentra en voyaldoc.com a un doctor que pueda atenderte cuando lo necesites.

3. Las reacciones alérgicas a alguna sustancia son muy posibles. Y cuidado, porque como pueden ser mínimas, también pueden causar un shock anafiláctico. La anafilaxia es como una alergia pero en nivel extremo y casi letal. Aunque es poco frecuente, cuando se presenta puede producir desde dificultades para respirar y trastornos digestivos hasta un paro cardiaco. Los doctores siempre preguntan si eres alérgico o alérgica a alguna sustancia, para saber qué recetarte. El problema es que generalmente es difícil saber de antemano si una persona es alérgica a tipos de medicamentos, hasta que tiene alguna reacción alérgica. Pero atenderla siempre será más complicado si no sabes ni qué estás consumiendo.

4. Algunos medicamentos alteran las habilidades psicomotoras. Las funciones visuales y el sistema nervioso y son contraindicados para manejar. Las benziodazepinas para dormir afectan el estado de alerta; los barbitúricos actúan como depresores del sistema nervioso central y los antidepresivos producen somnolencia y nunca deben mezclarse con el volante o con trabajos de precisión que representen algún peligro. He ahí otro problema de automedicarnos sin conocer esa información.

Deja un comentario