7 razones para no ser esclava del celular

En promedio, una persona observa su móvil 150 veces al día. Aunque te parezca exagerado, así es. Y aunque no lo creas, no puedes pasar más de seis minutos sin verlo. Y es que para muchos este pequeño aparato tan útil se ha convertido en una adicción por completo. Lo usan en el día, noche, madrugada… y el ciclo continúa el siguiente día. Pero, ¿te has puesto a pensar por qué no deberías usar el teléfono todo el día?

Antes de conocer esas razones, hay un dato interesante que debes saber. Una investigación publicada por el Journal o Behavioral Addiction reveló que el 60% de los universitarios participantes en la encuesta sobre uso del celular manifestaron abiertamente ser adictos al teléfono.

Quizás algunas expresen que sí son adictas al celular, otras dirán que no, pero ¿les ha pasado que cuando lo dejan en casa, hasta se devuelven a recogerlo o se sientes atadas de manos cuando por olvido lo dejaron en la oficina? ¡Muchas dirán que sí!

Aunque creas que es un reto imposible de lograr, aquí te presentamos 7 razones para que te olvides del teléfono o reduzcas su uso al menos una vez por semana.

1. Peligro en tu mano

El medio especializado Bienestar 180 publicó en su sitio web que tener el hábito de manejar mientras usas el celular hace que aumenten hasta 23 veces las posibilidades de sufrir un accidente. Esta situación se agrava cuando no solo pones en peligro tu vida y la de los tuyos, sino también la de otras personas inocentes.

2. Por tu salud

“Los campos de radiofrecuencia emitidos por celulares pueden desarrollar células cancerígenas en los seres humanos. El cerebro es la parte del cuerpo más propensa a padecer de tumores por exposición constante”, asegura la International Agency for Research on Cancer (IARC).

3. Mayor descanso

Si ya estas lista para ir a la cama y descansar, ¡hazlo! Deja de mirar el teléfono y duerme. La luminiscencia que transmite el móvil reduce la melatonina, lo que te impide conciliar el sueño rápidamente. Además, su uso prolonga el tiempo que tardas para quedarte dormida y descansar por completo. Estos datos fueron afirmados por una investigación realizada por la revista “Proceedings of National Academy of Sciences” (PNAS).

4. Evita groserías

El 97% de los consultados por Southern Arkansas University creen que es grosero contestar el teléfono en el cine. Ni qué se diga cuando estamos compartiendo en la mesa, reuniones de amigos y familiares, en una cita de trabajo. ¡Sólo emergencias!

5. Cuello en buen estado

La manera más común de observar el móvil es inclinando la cabeza hacia delante. Esta presión innecesaria crea lesiones irreversibles, indica Matt Herba, quiropráctico.

6. No a los tropiezos

Vas por la calle y de pronto, te caes. ¿Qué pasó? Venías viendo tu teléfono. “Una de cada tres personas se distrae viendo el celular mientras camina”, asegura un estudio del British Medical Journal.

7. Realidad a la vista

¿Cuántas conversaciones en familia te has perdido? Ahora incluso los restaurantes han optado por retirar a sus clientes sus celulares mientras comparten en sus instalaciones. ¡No se permite el uso del celular! El primero que conteste paga la cuenta.

La Universidad del Sur de Maine afirma que el celular distrae tu atención, aunque no lo uses.

No te prives de los mejores momentos con tu familia y amigos. Disfruta la vida.

Deja un comentario