Lo bueno y lo malo que debes saber de la chía

En los últimos años, la “fiebre de la chía” comenzó a ganar cada vez más seguidores, y es que con el simple hecho de que alguien te diga que te recomienda que la consumas, seguramente tú también te unirías o te uniste a esta moda.

Parece que esta semilla llegó para quedarse, pero, ¿en realidad sabes de dónde viene y qué beneficios te puede aportar?

La chía es una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos Omega 3 de origen vegetal. Produce sensación de saciedad y hay quienes aseguran que una sola cucharada es como un batido hecho de salmón, espinacas y hormonas de crecimiento humano, así lo publica el portal Estampas.

¿Qué es?

Se trata de una semilla originaria de América Central, principalmente México y Guatemala. Se cultivaba en la época precolombina y dejó de consumirse por mucho tiempo. Hoy en día se le considera un “superalimento” y ha ganado popularidad por los beneficios que aporta al organismo.

¿Ayuda a bajar de peso?

Es común escuchar que la chía ayuda a la pérdida de peso ya que genera la sensación de estar satisfecho gracias a la fibra que contiene. Si bien esto es cierto, es importante mencionar que ningún alimento genera bajar de peso, puede ayudarte pero debes complementarlo con alimentación y mucho ejercicio.

¿Cuánto cuesta?

La chía es uno de los superalimentos más económicos que existen actualmente, pues puedes encontrarlos en mercados por $15 los 100 gramos. Si prefieres comprarla en el supermercado, puede ser un poco más cara, dependiendo si es orgánica o no.

¿Qué nutrientes aporta?

A la chía se le atribuyen dos veces la proteína de cualquier otra semilla, cinco veces el calcio de la leche, dos veces la cantidad de potasio de los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos y tres veces más hierro que las espinacas, además de ácidos grasos esenciales como el omega 3.

¿Cómo consumirla?

Gracias a su sabor extremadamente suave, la chía tiene un uso muy versátil. Lo más frecuente es prepararla como agua fresca, agregándola al agua de limón, y en ocasiones con hojas de menta fresca. También se puede agregar a ensaladas, licuados, postres, platos de fruta, cereal, entre otros.

Usos de la semilla que seguramente desconoces

Pueden ser sustituto de huevo en algunas preparaciones, principalmente para hornear: por cada huevo que se utilizaría normalmente se mezclan dos cucharadas de semillas de chía molidas con dos cucharadas de agua.

Germinado

Se puede hacer germinado de semillas de chía en casa y agregar a las ensaladas. Además, la harina de semillas de chía sustituye el uso de harina blanca en la preparación de sopas y cremas.

Contraindicaciones

Como cualquier cosa, su consumo en exceso puede tener efectos adversos para el organismo, por eso, es necesario controlar las dosis para adultos y niños. El abuso de este producto puede provocar estreñimiento y deshidratación.

Deja un comentario